domingo, 28 de junio de 2009

La voz de Nimrodel. (Fragmento)

-¿Alcanzáis a oír la voz de Nimrodel?-preguntó Legolas-. Os cantaré una canción de la doncella Nimrodel, que vivía junto al arroyo y tenía el mismo nombre. Es una hermosa canción en nuestra lengua de los bosques, y hela aquí en la Lengua del Oeste, como algunos la cantan ahora en Rivendel. -Legolas empezó a cantar con una voz dulce que apenas se oía entre el murmullo de las hojas.

Había en otro tiempo una doncella élfica,
una estrella que brillaba en el día,
de manto blanco recamado en oro
y zapatos de plata gris.

Tenía una estrella en la frente,
una luz en los cabellos,
como el sol en las ramas de oro,
de Lòrien la bella.

Junto a los saltos de Nimrodel,
cerca del agua clara y fresca,
la voz le caía como plata que cae
en el agua brillante.

Un barco elfo en el puerto gris,
bajo el viento de la montaña,
la esperó muchos días
junto al mar tumultuoso.

Amroth vio que la costa desaparecía
debajo y más allá de la ola,
y maldijo la nave
que le llevara lejos de Nimrodel.

Lo vieron saltar desde la borda,
como flecha de un arco,
y caer en el agua profunda,
como una gaviota.

El aire le movía los cabellos,
y la espuma le brillaba alrededor;
lo vieron de lejos hermoso y fuerte
deslizándose como un cisne.

Pero del Oeste no llegó una palabra,
y en la Costa
los Elfos no nunca tuvieron
noticias de Amroth.

La voz se le quebró a Legolas, y dejó de cantar.

5 comentarios:

  1. No hablaba de el.
    ¡no te has fijado en la poesia!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Helen.
    Eres la unica que entiende...

    ResponderEliminar
  3. hola grasias por darme tu blok yo me se todos los diagolos del señor de los aniños nos vemos

    firmado
    elixir

    ResponderEliminar